3 minutos antes del sueño: Ejercicios simples para adelgazar las piernas

Los entrenadores de fitness dicen que lo más importante sobre entrenar es la persistencia. Sin embargo, seamos honestos con nosotros mismos: el ejercicio diario no es lo más emocionante.

Es más fácil luchar por las formas perfectas con la debida diligencia si sabes que tus ejercicios no llevarán mucho tiempo.

Un conjunto corto desarrollado por la famosa entrenadora estadounidense de celebridades Tracy Anderson ayuda a eliminar los “depósitos de grasa” en las rodillas y las caderas que pueden aparecer incluso en personas delgadas. Hagamos ejercicio en la parte frontal, posterior e interna de la superficie del muslo y adelgacemos con la ayuda de ejercicios cortos.

Leer Tambien  Como Eliminar definitivamente los ratones de tu casa de manera natural

No se olvide de la bonificación al final del artículo: cómo hacer que sus piernas se sientan menos cansadas e hinchadas.

Qué hacer para que tus piernas sean delgadas

  1. Lugar de entrenamiento: una cama.
  2. Duración del entrenamiento.minutos.
  3. Cuando hacer ejercicio: después de despertarse o antes de acostarse por la noche.
  4. Frecuencia: todos los días. Tonificando la parte delantera de los muslos
Tonificando la parte delantera de los muslos

Funciona y tonifica la parte frontal de los muslos, rodillas y abdominales.

La posición inicial: acostado de espaldas, con los brazos hacia abajo en ambos lados del cuerpo. Levanta las piernas para que formen un ángulo de 90 grados con tu cuerpo. No doble las rodillas. Levanta los dedos de los pies. Doble las rodillas una a una, y devuelva las piernas a la posición inicial. Mantén las rodillas juntas y mantén tensa la parte delantera de los muslos. Repita: 10 veces para cada pierna. Autocomprobación si lo está haciendo bien: sensación de calor en los músculos. Importante: en la posición inicial, las rodillas deben estar lo más rectas posible.

Tonificando la parte posterior de los muslos

Funciona y tonifica la parte delantera y trasera de los muslos, rodillas y abdominales.

Este ejercicio consta de 2 partes. La primera parte: la posición inicial: tumbado de espaldas, con las piernas levantadas y los dedos de los pies hacia el cuerpo. Mantenga sus rodillas juntas, y doble sus rodillas una por una. Importante: los dedos de los pies siempre se deben tirar hacia su cuerpo, y los talones deben llegar hasta las nalgas. Repita: 10 veces para cada pierna.

La segunda parte: la posición inicial

tumbado de espaldas, con las piernas levantadas y un poco doblado en las rodillas. Haz swings con ambas piernas, levantando las nalgas y manteniendo tensa la parte superior de las piernas. Repita:

20 veces. Verifique si está haciendo las cosas bien:

siente la tensión en los músculos de la parte posterior de los muslos y siente un leve ardor.

Tonificando la parte interna de los muslos

La posición inicial: acostado de espaldas, manteniendo las piernas levantadas y cruzadas con la pierna derecha sobre la pierna izquierda. Ambas piernas están tensas y presionadas una contra la otra. Doble las rodillas hacia los lados para hacer un movimiento “plié”, y luego regrese a la posición inicial. Importante: tus piernas siempre deben estar tensas y presionadas una contra la otra. Repita: 10 veces con la pierna derecha en la posición superior y 10 veces con la pierna izquierda en la posición superior. Autocomprobación si lo está haciendo bien: siente presión en la pierna, control de rodillas.

Bonus

Una de las mayores ventajas de este conjunto de ejercicios es que puede ser muy útil para aquellos que sufren de varices y piernas hinchadas.

Pero hay una manera de deshacerse de la hinchazón, el dolor y la sensación de cansancio en las piernas si no son causadas por una enfermedad sino por un modo de vida poco saludable, como el trabajo sedentario, los zapatos equivocados o la falta de actividad física.

Los especialistas sugieren 3 reglas simples:

Para caminar:

Puede parecer extraño, pero cuanto más caminas, tus piernas se hinchan y se vuelven más dolorosas. La condición más importante es el calzado cómodo.  Una cantidad óptima de caminar es 30-60 minutos 3 veces por semana. Para acelerar el flujo sanguíneo, camine durante 10 minutos cada 2 horas. Ejercicio para los tobillos. Cada vez que recuerde esto, doble los tobillos 20-30 veces, tirando de los dedos de los pies hacia y lejos de su cuerpo. Este ejercicio mejora la circulación de la sangre y ayuda a eliminar el exceso de líquido. Si te gusta la forma física, ve a nadar o haz ejercicios aeróbicos en el agua. “Luchar” contra la presión del agua ayuda a mejorar el flujo de agua y sangre en las extremidades. ¿Qué piensas de estos métodos para mejorar la salud de tus piernas? Comparta su opinión con nosotros en los comentarios.